Asi estamos creo

Estaba catalogando viejas fotos y me encontré algunas fotos. Una es ésta:

Me trajo muy buenos recuerdos, de una rodada hace casi 10 años…diez! Wow. Fue una ruta en la sierra de Tapalpa, sur de Jalisco. Recuerdo que arrancamos como a las 7:30am de Atemajac de Brizuela y rodamos a Tapalpa, para ir a ver la competencia de ciclismo de montaña de los juegos Panamericanos de 2011. Y esta toma fue más o menos a la mitad de la rodada, íbamos Rubén, Charly, Liz y yo.

Muy gratos momentos. Volví a sentir ese fresquito de la mañana, recuerdo el aroma de la leche bronca mezclada con chocolate y alcohol (del bueno) en ese pajarete que me llenó de energía. Recuerdo haber cruzado por Ferrería de Tula que apenas despertaba, a lado de la presa y esos solitarios senderos que nos hicieron rodear el valle de las Piedrotas y llegar justo para ver el arranque de la competencia.

Y más allá de los recuerdos puedo decir que así estamos creo. ¿Por qué lo digo? porque esta situación que vivimos a nivel mundial (covid19) nos tiene rodeados, y a veces perdemos la vista de lo que esta después de la primer muralla de árboles o maleza. Pero lo que rodar en bici me enseña es buscar la manera de seguir adelante…como en las rodadas, siempre encontramos la manera de encontrar el camino, y la luz se ve allá al fondo. Y la fuerza sale no de estar detenidos, sino de seguir pedaleando. La alegría surge al sentir el aire que se mueve a nuestro alrededor, no necesariamente porque haya viento, sino porque ¡nosotros creamos el movimiento!

Así que no se diga más y cada quien sabe cuál es su ruta y su motivación, toma una y apunta a la otra y seguir, que la ruta esta ahí… y como diría el hojas: “tiene eones de años esperando tan sólo a que pasemos por ahí…”

¡a rodar!

 

Ro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *