Bicicleta, naturaleza y futuros

DSCF6952

El ciclista que gusta de rodar en la montaña, se hace uno con el ambiente, cruza sin pretensión, busca el sendero en lugar de abrirlo. Rueda al cobijo del árbol y la maleza, sortea el tronco caído honrando su existencia.

La bicicleta en la montaña es tu seguro, algo así escuché el día de hoy de un colega. Cuando ruedes, escúchala, pon atención a lo que ella tiene que decir. Tu llevas el manubrio pero recuerda que rodar es labor de los dos, los dos guían, los dos perciben y  es cuando nos sincronizamos con nuestra montura, cuando más vas a disfrutar la rodada.

Y cuando vayas por el sendero, recuerda que somos invitados, no los dueños, nosotros rodaremos y cuando ya no estemos, los que vienen después, merecen tener esta dicha de paisajes, de senderos y de brechas por eso rodemos disfrutando el presente y recordando al futuro que viene detrás…

Ro

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *