Conociendo un poco mas

De esta tierra, que a primeras pudiera verse poco generosa. Es simplemente que es algo recelosa de si misma y no deja ver sus riquezas y bellezas a la primera. Hay que tener paciencia, humildad y mucha, mucha atención para descubrir la rebosante vida que nos rodea…

 

De la gente que vive en estos lares, de los nuevos amigos que nos van aceptando y conociendo a la vez. Tenemos ventaja (handicap dirían los puristas), porque nos une una misma pasión, de vivir al máximo cada día, disfrutar el simple gusto de tomar la bicicleta y pedalearla por los caminos que tenemos a nuestra merced y que han esperado miles y miles de años para vernos pasar, para regar con nuestro sudor la dura tierra del camino, para escuchar las bromas y la carrilla típicas del ciclista que disfruta la compañía de sus “compas”

De mi mismo, de mi alma, de la fuerza que surge por disfrutar de la vereda, por aprender del camino, por compartir con estos nuevos amigos que vamos juntos recorriendo los áridos senderos que de vez en vez son bendecidos con una sombra.

Y claro, reconociendo que somos los mismos ciclistas en todas las latitudes, los mismos sueños compartidos, la misma sed de aventura, la misma carrilla y las mismas averías… como el tronar el eje trasero de la bicicleta, hoy le tocó a Harim, las mismas caídas, los mismos raspones, que Jarel se ofreció a demostrar, las mismas llantas ponchadas, las mismas pájaras…

Y al final, las mismas ganas de compartir anécdotas, de disfrutar de la plática, la rehidratada, la sonrisa y el sabor de superar una rodada más en espera de la próxima.

Ro

Un comentario en “Conociendo un poco mas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *