La curva a Nejahuete

>> Perdón por tardar en aprobar los posts, prometo postearlos rápido… por favor opinen!!!!, el escritor se alimenta de sus opiniones, sean positivas o no tanto <<

Esta semana no salí a rodar a mis montañas. Pero aproveché para rememorar y revivir algo de lo rodado en las últimas semanas, algo como esa trepada a Torre 2, en donde no iba con nadie en particular, pero si acompañado o acompañando a otros durante la rodada.

Recuerdo claramente y sin mucho esfuerzo el paso de los geisers, jeje. No se emocionen, no son de esos geisers escandalosos que escupen agua caliente hacia las alturas, son sólo las fumarolas como de mago gigante, fumando una tarde después de comer… afortunadamente, estas fumarolas no huelen a tabaco sino a ese olor característico de las entrañas de la Tierra, agua caliente y pura mezclada con rocas, musgos y líquenes.

Luego de este paso viene una trepada exigente, pero es IMG_20160312_100031solo una probadita para lo que viene. Llegamos a ese pequeño puerto y viene una bajada corta, pero con suficiente distancia para recuperar el aliento y prepararnos para la verdadera trepada en esta ruta a la Torre 2, a la cima del cerro Nejahuete.

Tan sólo termina la bajada y empiezas a ver la trepada de las más pesadas que conozco en el bosque la Primavera… y no sólo por la inclinación, que llega a ser del 11% (muy al nivel de los grandes giros profesionales), pero aquí hay que sumarle que no es pavimento plano sino tierra, tierra suelta y atravesada por grietas, por rocas pequeñas que ruedan al paso y al peso de nuestras alumínicas, rocas más grandes, algunas sueltas, algunas naturalmente sembradas por el mismo tiempo en el lomo de la montaña. También hay una que otra raíz que se asoma timidamente al costado del camino, como para echarnos porras, aunque hay que escuchar muy atentamente para lograr oírlas. Así empecé a tomar la trepada de estas curvas, que forman una “S” de no más de 500 metros de distancia y 55 metros de elevación total. Aún con el “vuelito” de la bajada previa, fijo la mirada unos 20 metros adelante para verificar que no venga alguien bajando y para calcular el ángulo adecuado para iniciar la trepada, tengo que apuntar a una franja de unos 30 o 40 centímetros, con una pequeña grieta de lado derecho y un arbol que hace el papel de mayordomo, ahí paradito dándonos la bienvenida a la subida. No es difícil, es concentrarse en la vereda únicamente, hacer el cambio en mi avance delantero a la estrella “chiquita”, y atrás dejarla como a la mitad del cassette. Inicio la pendiente y voy atacando la curva a la vez, inciamos en el extremo izquierdo pero conforme vamos dando la vuelta, hay que cruzarnos hacia el lado derecho, que es por unos metros el lado interior de la curva… es una parte crítica, porque tienes que cruzar el centro del sendero, con partes “flojas” (arena suelta) y zonas de piedritas sueltas, unas te frenan, las otras te hacen derrapar y perder “empuje”, por lo que me concentro en mantener la recta hacia el otro lado del camino, aprieto mis manos al manubrio, me inclino más hacia adelante aunque manteniendo las sentaderas a la altura del asiento, aunque sin estar sentado… todo esto no pasa de ser 10 segundos, cuando llego al lado derecho, ya es la parte externa de la curva, qu ahora se convierte en la segunda parte de la “S”… son unos segundos en los que debes mantener la vertical, tomar un poco de aire porque el “piso” esta más estable, y hasta puedo darme el lujo de ver hacia la derecha, más allá de la “caída” de la montaña, se ven allá el cerro de la bandera y el volcán del Colli, y un poco más en la bruma matinal se asoma la aún somnolienta ciudad de Guadalajara…

IMG_20160312_103819Ya, es el instante preciso de regresar a mi sendero, resoplo un poco para alejar una gota de sudor que pretendía escurrirse por mi lente izquierdo y hago un cambio rápido en el desviador trasero para tener un poco mas de cadencia… viene una raíz que generalmente me detiene, pero no será esta una de ellas… justo unos centímetros antes, jalo el manubrio y “brinco” la raíz, me levanto unos centímetros y sin dar un pedaleo demasiado fuerte para no derrapar, pero si lo suficientemente firme para mantener el empuje a la vez que jalo con mis pies la segunda llanta para así brincar la raíz y continuar la trepada, vamos a la mitad apenas! Yijaaaa!

Es momento de tomar aire como sea, porque nos acercamos a una serie de escalones de roca… no es encontrar el mejor camino, es encontrar el menos pesado, una combinación de escalón de roca con la menos tierra suelta o rocas resbaladizas y rodantes a la vez… es cuestión de jalar aire, levantar manubrio, no dejar de pedalear, empujar con la cadera a nuestra bici y algo más… gritarnos desde nuestro interior urras y porras, porque lo podemos lograr, estamos a cada pedaleo a metros de superar la trepada de las “S’s”, mis brazos están tensos, mis piernas empiezan a quemar, siento claramente los músculos de mi espalda baja exigidos con cada escalón que estoy brincando, o más bien escalando sobre mi bicicleta. Mis ojos bailan entren la piedra desnuda que estoy por alcanzar, las virutas de roca que debo esquivar, un poco al frente para evitar el que alguien que venga de frente me choque, de reojo ver la belleza de las colinas a lo lejos para de la magnificencia del paraje tomar mi fuerza, sentir mis piernas y calcular el empuje eficiente, saber si tengo que hacer algún cambio de velocidad…

No es necesario, acabo de pasar el último peldaño… lo he logrado… no! Corrección… lo hemos logrado, mi bicicleta y yo!

Volteo hacia adelante, resoplando aún, cuando viene bajando otro colega y escucho: “Ánimo, ya llegaste!, buen día”… sonrío, sin atinar a hilar palabra, pero si inclinar mi cabeza por esa porra, por ese último empuje con el que llegaré a la T2, en la mesa del Nejahuete!

Ro

Anuncio… para abril y mayo (2016)… (contáctenme en re.castilloharo@gmail.com)

Screenshot from 2016-04-10 21:46:56

Entradas relacionadas

Un comentario sobre “La curva a Nejahuete”

  1. FerS

    Que Buena descripcion de la subida que colocialmente algunos llamamos la subida de la tronadora, y muy buena iniciativa para iniciar a a futuros Ciclistas 🙂

Dejar un Comentario