Quien creeria….

Quién creería que un lugar como este estuviera tan cerca de su casa, tan sólo tomar la bici y rodar? (si, también caminando lo vería, pero tardaría mas en llegar)…

Quién imaginaría que un rincón como este pudiera estar fuera de los alpes? Y que yo sepa, allá no tienen pajaretes… que mejor fuente de energía para continuar la rodada, mmmmm




Y cómo saber que también en la ciudad uno puede encontrar la ruta perfecta, el camino ágil, la sonrisa de un desconocido, que te confirma que rodar puede ser una forma fácil y económica de acercar a las personas?

Ro

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *