Siguiendo al tour de France 2009…


Siguiendo “Le tour de France” en este 2009. Recuerdo el año pasado, como escuchaba las desmotivantes noticias sobre doping y triquiñuelas. Creo que vi demasiadas noticias. Esta vez, por circunstancias varias tengo la oportunidad de verlo en vivo y disfruto nuevamente el ambiente a través de la pantalla del televisor y de Internet. Es una emoción que no se si pueda transmitir a través de mis palabras.

Le tour de France es una competencia de ruta… yo soy montañista, pero antes que eso, soy ciclista, y la montaña y la ruta son hijos de una misma pasión. Ver a estos atletas trepados en sus bicicletas rodando por las carreteras francesas es emocionante, no es lo mismo que rodar entre los árboles, en caminos enlodados y atravesando cercas en el campo. Mas viendo desde la pantalla esos parajes, esas trepadas a los Alpes, esas bajadas a las planicies verdes y bordeadas de pequeñas villas se me acelera el corazón me transporto a esos caminos y trato de imaginar esas punzadas en las piernas ante el esfuerzo, veo los rostros y creo tener al menos una idea de los que es sentir ese jaloneo de aire para seguir rodando, siento el viento nuevamente cuando veo el revolotear de los jerseys cuando bajan.

Que si el doping, que las drogas invisibles, si, no lo niego y creo que algunos sucumben a la tentación, pero creo que la mayoría de ellos se reta a sí mismo y lucha con sus propios recursos, se desgasta, siente el acecho de los calambres, siente la sed física y la sed por llegar mas allá de su límite anterior. Es un gusto poder verlos y sentir, entender lo que es sudar sobre esa mágica rodante que es la bicicleta, ese gran invento que vino a darnos un fiel acompañante en los caminos, sean asfaltados, enlodados, terregosos, el sudor y la victoria personal, sabe igual!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *