Solo rodar

Sea con azules infinitos…

dentro del marrón del estiaje…

en medio de un valle…

o en la cima de una ruta…

Rodar es el simple reflejo de la libertad de mi alma que transita en este tiempo y este espacio…

 

Sea en solitario…

 

con amigos de antaño o los no tan antaños…

 

rodar es el alimento de mi espíritu, es el grito que se oye por encima del bullicio citadino, es la gota de agua en el desierto, es una sombra que apacigua el abrazo sin piedad de un sol que busca despertarnos de nuestro letargo de autodestrucción.

 

Ahí le paro esta vez, no política, no reproches, no más razones o sinrazones… ¡simplemente a rodar!

 

Ro

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *