Tambien se puede entre semana!

Esta semana probamos suerte por la mañana. Temprano, antes de reportarse cada uno a su puesto de trabajo. Si, estamos esquivando al sol de mediodía y por ello nos reunimos al amanecer. Y entre semana, por que no? Un dia es igaul al otro, y los fines de semana, para algunos son dias que se llenan de compromisos familiares. Y aprovechando que nuestro trabajo se fija mas en los resultados que en las apariencias, decidimos sacar las aluminicas desde temprano.

Esta semana el grupo subio Bugas, la trepada en Bugambilias, 6 kilometros de fibra que despierta al más adormilado de nuestros musculos. La siempre cobradora, primero la trepada por pavimiento, y luego rematar en el camino de terraceria a traves de los vestigios de lo que antes fue un hermoso bosque que guardaba al valle del Atemajac. Para luego regalar al aventurado de una bajada llena de adrenalina, aire fresco y sabor a logro.

Al día siguiente, nuevamente a rodar, ahora un poco mas de bosque, un poco mas de tiempo para rodar… no empezamos a las 7:30am sino a las 7:15am. Nueve ciclistas ganándole al sol por unos minutos, nos dividimos en dos grupos por cuestión de tiempos de arribo, pero todos con la misma meta. La Torre 1 en el bosque de la primavera, ruta tradicional, resistencia continua para subir de los 1,700 msnm a los 2,260 en un trayecto de 10 kilómetros.

Y arriba, un regalo para cada uno, una vista como pocas que se pueden tener para iniciar el día:

Y si, entre semana también se puede rodar… más allá de la ciudad!

La que sigue!

Rogelio

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *