todo llega

Así es, todo llega. El día, la noche, la comida, la bebida, los logros, los proyectos. Pero uno tiene que moverse. La frase típica de las fotos de Einstein en bicicleta… para rodar tienes que seguir pedaleando.

Así que todo llega, esa ruta tan esperada, ese trepadón que ves en el horizonte, esa bebida energética (la que sea de tu preferencia) luego de 4 horas de pedal, polvo, frío, esfuerzo, cansancio, sol, soledad en la ruta, chrocha sobre ruedas, siempre llega.

Esta ruta, larga como la cuaresma, que ha muchos puede no gustar por integrar mucha carretera, pero a fin de cuentas, si no la ruedas no puedes dar tu opinión. Fueron 70 kilómetros con un poco de todo.

No queda más que decir, wow!!, lo logré. Terminé esta ruta, cansado hasta los huesos, pero completo y satisfecho conmigo mismo y disfrutando con mis compañeros de ruta. En momento ibamos en línea, en grupeta, en momento sólos cómo amerita, pero siempre, juntos en la ruta.

Aquí en la imagen, estamos en la primera parada… luego de 28 kms de pundonor y terquedad a veces, ja ja ja… sólo así para la trepada de Palomas a Jesús María… ya uno creía ver a la virgencita, de neta…

Aquí retomando aire la mayoría, tomando una galleta o fruta, disfrutando del fresco luego de la endominada subida de 170mts en menos de 3 kms!

Ya luego vino un descanso en Monte Caldera, no se si pueblo o ranchería escondida entre varios cerros atrás de Cerro de San Pedro. Y aquí también aplica el “todo llega”… la foto reclamada por un colega ciclista… je je. No en acción pero si en primer plano, aquí los hermanos …

Ahí viene Toño!, a la derecha el estanque con su islote con 2 árboles, y atrás las nubes que venían arrastrándose sobre las montañas…

Y ya, luego de unos minutos de reabasto, tomamos rilas y a darle de nuevo, a seguir rodando, sudando, bajando, subiendo, pero aún dándonos un poco de tiempo para tratar de inmortalizar uno de los más bellos parajes entre Monte Caldera y la Morena, con unas nubes que se avecinaban desde la sierra de Álvarez, confiriéndole un tono desafiante a esta ya exigente ruta…

Ahí viene Toño! tomando distancia de otros y de las nubes que se ven detrás arrastrándose sobre las montañas de atrás

Nuevamente los hermanos, aquí enmarcados al pasar por el estanque con su islote con 2 árboles…

Aquí el Alex, con la seriedad que le caracteriza, la toma para la estampa!

El Ernesto con pose para la estampita… pero si iba cansado… pero en estos parajes, la energía se recupera pronto!

Toma en zoom ampliado de otros 2 hermanos, los romo, raudos y veloces

Carlos aquí regalando su autógrafo gráfico, continuamos!

Y aquí aún faltaba como la mitad, que si estuvo cansada, no lo puedo negar. Tanto así que ya no tomé mas fotos, íbamos a ritmo, y cabía la posibilidad de que si me detenía ya no pudiera arrancar de nuevo, je je. Pero así es esto de rodar, es esforzarse en cada pedaleo, es seguir y seguir, por el simple hecho de que esto nos motiva, nos mueve, nos invita y al final nos celebra y nos recompensa. Con nuevos logros, nuevas experiencias, nuevos y grandes amigos!!!

Gracias Lizzards por ser uno más, por lo aprendido, por lo compartido… a rodar!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Víktor dice:

    Estimado Ro

    Gracias por compartirnos tus experiencias en la montaña

    Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *