Un nueva aventura, un avance… desde Atemajac de Brizuela, Jalisco

Esto es un avance de la reseña completa. O tal vez sólo el capítulo inicial ya que esta aventura estuvo llena de vida, nuevas experiencias, anécdotas, logros y nuevos retos por superar. Siete entusiastas rodantes que sin tener en cuenta el frio de la sierra se animaron a subirse a la bicicleta y apuntar a nuevos horizontes. Aun los que ya habíamos rodado por aquí sabemos que esta no sería la misma ruta, cada una es diferente aunque el camino parezca igual.

La ruta nos llevó entre bosques de pinos y encinos, nos acercó al cielo y nos mostró el regalo que es ver una montaña orgullosa y nevada.

Nos hizo pagar al sol nuestra osadía de atravesar terrenos de arena blanca donde aún el más aguerrido tuvo que agachar la cabeza y mostrar respeto al sol. Los imprevistos y el cobro que a algunos de nosotros nos hizo la celosa baika apresuró cambios en la ruta que no son sino la espinita para volver y continuar el camino en donde esta vez quedó, y por qué no? Tal vez un poco más.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *