Una probadita de los toboganes….

Y no andaba ni muerto, ni de pachanga, ni en vacaciones de verano… podría decirse que estaba en un periodo “low” o “down”, o con baja inspiración… sea como fuere, por aquí aparezco de nuevo.
Y para regresar con ahínco que mejor que dejarnos ir por los toboganes, surcar a toda velocidad los senderos y recovecos serpenteantes de estos canales en medio del bosque. 



Sentir la adrenalina inundar mi torrente sanguíneo y hacer que la fe guíe mi manubrio mientras una visión borrosa de ramas, rocas, paredes arenosas, piedras incrustadas en la brecha y que hacen que el mas leve descuido lo proyecte a uno contra la pared del tobogán o contra el tronco que gustoso espera rebotarnos a la vera del camino….



Y luego de ese paseo, viene el regreso, el tomar el sendero ancho, libre de obstáculos, simplemente recolectando las emociones, re acomodando las sensaciones y saboreando el triunfo del reto superado. Vienen imágenes que inspiran un suspiro que viene de más adentro que mis pulmones, surge de mi espíritu que tan atareado estuvo las semanas pasadas y que ya pedía nuevamente rodar por acá…




Bienvenido nuevamente amigo, 
Bienvenido a este bosque que vuelve a verdear,
Bienvenido a este suelo que añoraba tu rodar,
Bienvenido y prevenido porque la vida no cesa de llamar…


Ro


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *