Visiones desde mi bicicleta

Una tarde cualquiera puede convertirse en una tarde única,

Una brecha no conocida es el camino a un nuevo reto que ni siquiera imaginaba,

Una fresca mañana en el bosque es un regalo para mis amigos y para mi, de parte de las entrañas de un bosque que duerme a 20 minutos de una ciudad de sonámbulos…

Y son sólo 3 momentos para recordar 🙂