Volviendo a las calles…

Ya volviendo a las calles, subido en mi “rila”, dirían por ahí… o la “baika” algunos otros, su “majestá!” dice mi Sensei…

 

Y si, ya andamos de nuevo rodando por ahí… aun no me acerco al “off road”, faltan un par de semanas para estar “preparado” para ello. Pero eso no es razón para no es disfrutar estar rodando por las calles, aprovechando esta gran invención, después de la rueda… fue poner dos ruedas juntas y armar las poleas para pedalear,  je je.
 

Es regresar a la libertad de tráfico, conseguir recortar distancias y tiempo de traslado. Pasar literalmente “por sobre” el transito colapsado de una vía rápida que solo beneficia a Pemex y los mecánicos. O tomar algo de aire fresco por la mañana (si, un tanto mezclado con el dióxido y monóxido de carbono, pero en fin…) Mucho mas se perdió en la guerra.
 

Ahora siento y valoro nuevamente mi rodilla, así como mis sentidos reconocen las rutas en mi ciudad, mis músculos recuperan la memoria de rodar por la pendiente de un puente peatonal, esa estrechez en el camino al llegar a un semáforo y brincar un par de posiciones a través de los vehículos que ronroneantes aguardan por el verde. Y algo que me alegra el camino; no sé si sea mi imaginación o mi deseo únicamente, pero creo ver más ciclistas por las calles… No únicamente los siempre presentes pintores, jardineros y albañiles. También veo jóvenes (hombres y mujeres), alguien que parece maestro y algún vecino de por mi vecindario con el que me cruzo por una calle y a quien sonrío o inclino la cabeza… como reconociendo su valor, honrando al “aventado” aventurero urbano y deseándole un buen camino, un feliz regreso a casa y que también su rodar sea un aliciente a que uno que otro conductor, descubra que si bien, no va a tirar su auto, puedo usarlo un poco menos la próxima vez…

Sera posible? 🙂

Hasta la siguiente!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *