Y sigue la rueda rodando

Seguimos rodando, a veces en la calle, sobre el pavimento, a veces en la terracería, en las brechas. Entre autos, midibuses, peatones y motorolos, a veces entre los pinos, los encinos, los robles, la piedras, entre el polvo o el smog. Seguimos esquivando “mami-vans”, o distraíados adolescentes enchufados a sí mismos, o sorteando las piedras y raíces de una buena bajada, o la “ramona” al ir subiendo la colina.

Vamos haciendo migas con los colegas aventureros, que prefieren una muy buena rodada el domingo por la mañana a quedarse en la “pazguatez” de un amanecer sin nada mejor que hacer… Vamos recorriendo recovecos, nuevas rutas, caminos que nos llevan a descubrir una experiencia diferente o simplemente recordar un pasaje ya rodado con anterioridad, pero que hoy, lo volvemos a descubrir, a palpar y, lo hacemos nuevamente nuestro. Se refresca la memoria, no sólo en la cabeza, también en las manos, en las piernas, en nuestra vista y en nuestro olfato, sintiendo cada brisa o gota de condensación que se escurre por nuestra piel. Siendo esta una nueva rodada, por la andanza, por el recorrido, por la compañía y por el destino.

Somos motas de polvo en este universo, estamos de paso, llegamos con nada, y con nada nos iremos, pero esta mota de polvo gusta de disfrutar lo que nos llega a cada paso… o valga la frase; a cada pedaleo, a cada jalón del manubrio, esperando con los que nos acompañan, sean éstos los de siempre o sean los amigos que simplemente coinciden ese día, ese minuto, compartiendo una brizna del camino.

uhmmm una mota de polvo en el tiempo y el espacio… pero ah! que momento el que me ha tocado vivir, hay que aprovecharlo al máximo… o no?

 

IMG_20150307_103610IMG_20150517_091303

IMG_20150519_072419
IMG_20150517_091910IMG_20150515_080153

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *